Aunque paralizadas temporalmente ya se observan los daños realizados al Mercado incluso en los únicos elementos que el Ayuntamiento había decidido proteger, como es la estructura de hormigón armado, en una interpretación ya de por si estrecha del grado de protección.

La normativa permite sólo una serie de intervenciones puntuales, incluidas con carácter vinculante en la ficha de condiciones del A.P.E 02.26 de la Segunda Modificación Puntual del PGOUM, informada favorablemente por la Comisión Local de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid y de la Comisión de Control y Protección del patrimonio del Ayuntamiento de Madrid:

“Se admite específicamente la apertura de huecos en los forjados, en correspondencia con los originariamente existentes en el edificio”.

Sin embargo ya son perfectamente visibles demoliciones de la estructura original cortando el entrevigado, violando la protección estructural del edificio y sin tener en cuenta los huecos originales del edificio.

Más incumplimientos, y más daños irreversibles en el patrimonio de todos.

A %d blogueros les gusta esto: