La organización Documentation and Conservation of buildings, sites and neighbourhoods of the Modern Movement (DOCOMOMO) ha declarado recientemente al Mercado de Legazpi patrimonio amenazado e “insta a las autoridades municipales dueños de la propiedad, al Colegio de Arquitectos de Madrid y la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, a garantizar la protección del patrimonio, valores históricos y arquitectónicos del Mercado de Legazpi”.

La organización afirma que se trata de un edificio con un “valor inestimable” y que es un “extraordinario testimonio de la arquitectura española de los años 30” que se ve en grave peligro ante el proyecto del Ayuntamiento de Madrid. Este proyecto prevé la transformación del Mercado en un monocultivo de oficinas de la administración a las que se trasladarán más de 2.000 funcionarios. Así mismo, en menor medida, el edificio albergará algunos espacios para los ciudadanos y dotaciones.

Es, según esta organización, preocupante la segregación de una de las partes del Mercado realizada en 2007 por Ayuntamiento del PP que despoja de protección a dos de las naves, permitiendo así su demolición, y que el actual consistorio no revierte. Curiosamente el Ayuntamiento ha optado por retomar el antiguo proyecto de Gallardón de convertir el Mercado en un gran contenedor administrativo frente a la reivindicación histórica de los vecinos de convertir este espacio único en equipamientos para la ciudadanía.

DOCOMOMO, crítica que para el traslado de 2.000 trabajadores se ha tenido que incrementar la superficie edificable y que previamente no se ha estudiado la capacidad del edificio lo que permitiría respetar sus características. Es por ello que según esta organización actualmente el patrimonio se ve amenazado por:

“La alteración de los espacios que configuran las calles de circulación interior (originalmente para el tránsito de vehículos), tanto en planta baja como en planta alta, mediante la introducción de entreplantas que anulan su valor espacial”.

“El desmantelamiento extensivo e indiscriminado de los cerramientos originales de ladrillo, fundamentales para la comprensión del valor del edificio en continuidad con las construcciones cercanas de Matadero.”

“La demolición de parte del forjado que sustenta la calle superior, para abrir huecos de escaleras y ascensores, que no solo ignoran la posición de los huecos que originalmente comunicaban los dos niveles del edificio, sino que suponen la destrucción de uno de los elementos estructurales más característicos, como es la viguería de hormigón armado para tráfico pesado situada en la crujía central”.

No es la primera vez que un comité de expertos internacionales denuncian la situación del Mercado de Legazpi. En Mayo de 2016 el Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial (TICCIH) lanzó un comunicado alertando del peligro que suponía los actuales planes del Ayuntamiento de Madrid.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver Docomomo Heritage in danger

Informe completo en castellano (pdf)

 

 

 

%d bloggers like this: