PLATAFORMA EN DEFENSA DEL ANTIGUO MERCADO CENTRAL DE FRUTAS Y VERDURAS DE LEGAZPI

El antiguo Mercado de frutas y verduras de Legazpi tiene una enorme importancia para nuestra ciudad por la combinación de sus valores arquitectónicos, artísticos, históricos, patrimoniales además de ser uno de los pocos ejemplos que ha logrado preservarse en un relativo buen estado frente al urbanismo depredador de las últimas épocas. Esto último ha sido en gran parte posible gracias a la iniciativa ciudadana que con un enorme esfuerzo y demostrando su capacidad ha conseguido parar los intentos anteriores de destrucción del espacio y de su cesión al sector privado.

Sin embargo, este patrimonio de todos está actualmente en grave peligro por el proyecto de “rehabilitación” que el Ayuntamiento de Madrid pretende iniciar en los próximos meses:

  • El Ayuntamiento pretende habilitar la mayor parte de este espacio como un gran contenedor administrativo capaz de albergar a 2.000 trabajadores municipales, dejando únicamente una pequeña parte del espacio a dotaciones culturales. Para poder albergar ese gran número de puestos administrativos el proyecto contempla compartimentar, desvirtuar y finalmente destruir uno de los valores del edificio más importantes y reconocidos: los grandes espacios interiores generados por su innovadora estructura de hormigón y concebidos como grandes calles y espacios de distribución.
  • Estos valores junto con otros también amenazados por el proyecto municipal, como  la fachada exterior, son los que hacen que el edificio del Mercado esté considerado con una obra protegida, fundamental y única del patrimonio arquitectónico del siglo XX, y como tal reconocida en todos los catálogos y estudios, desde los elaborados por el propio Ayuntamiento de Madrid, el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) o las instituciones internacionales destinadas a preservar el patrimonio arquitectónico como DOCOMOMO. El propio Comité Internacional para la Conservación y Defensa del Patrimonio Industrial (TICCIH) ha alertado sobre el peligro que corre el Mercado de Legazpi si el Ayuntamiento continúa con los planes actuales.
  • El Ayuntamiento plantea este proyecto justificado en una rentabilidad económica que debe demostrar: no ha presentado ninguna valoración económica de otras alternativas, ni siquiera una valoración real y detallada del coste de su proyecto y sus más que previsibles ampliaciones, algo que fue una de las causas de la paralización de la versión anterior de este proyecto, ya diseñado en el último mandato de Gallardón.  Cualquier operación en la ciudad de este calibre debería contemplar además no sólo los impactos económicos sino también los impactos urbanísticos, sociales y ambientales a medio y largo plazo.
  • El Ayuntamiento justifica su proyecto como fruto de un consenso con la ciudadanía activa obtenido en un proceso participativo que tuvo lugar en la primavera-verano de 2016. Sin embargo no hubo ni proceso participativo real ni tampoco consenso final tal y como lo entiende el Ayuntamiento, sino una decidida y firme oposición de la ciudadanía y expertos independientes a los planteamientos inamovibles del proyecto presentado, oposición que logró salvar al menos de la desaparición otro elemento fundamental del Mercado, el patio central, pero que en ningún caso avaló el proyecto que luego se presentaría en diciembre de 2016..

 

Frente a esto la “Plataforma en defensa del Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi” se crea para dar continuidad al proceso que la ciudadanía de Arganzuela inició ya hace más de dos años y  medio, promoviendo una plataforma alternativa y abierta a toda la ciudad de Madrid para el trabajo común de movimientos ciudadanos, expertos y técnicos con los siguientes objetivos:

    1. La defensa y preservación para las generaciones futuras de la memoria, los valores históricos, arquitectónicos y patrimoniales del Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi.

    2. La paralización del proyecto actual del Ayuntamiento de Madrid.

    3. Devolver a  la parcela del Mercado a su estado original, eliminando la segregación de las alas de entrada y su total desprotección para un uso terciario con un notable aumento de la edificabilidad y que pone en riesgo la integridad del patrimonio.

    4. Un nuevo proyecto de rehabilitación y reactivación del espacio que parta desde su fase inicial de un proceso real de participación, colaboración y co-creación entre administración, técnicos y las iniciativas ciudadanas que llevan trabajando años por una recuperación sostenible y respetuosa de este espacio único.

    5. El eje central de esta reactivación de un espacio tan simbólico para Madrid deben de ser los procesos de innovación surgidos desde las iniciativas ciudadanas (bottom-up: de abajo a arriba): un gran laboratorio o incubadora de las nuevas formas de hacer ciudad, de su gestión sostenible, democrática y participada así como de nuevas formas de economía.

    6. Frente a los monocultivos de usos del espacio que propone actualmente el Ayuntamiento, el nuevo proyecto debería proponer una reactivación paulatina y colectiva del espacio cuya pluralidad se base en la riqueza de usos y su capacidad de adaptación al espacio en sus características actuales, garantizando su apertura a toda la sociedad, su inclusividad, su carácter público y el retorno social, y asegurando que el espacio cobre vida de nuevo y se mantenga como un gran espacio público y abierto, rescatando de esta manera su concepción original y memoria como gran centro de intercambio y distribución de bienes comunes.

 Ver manifiesto

La Plataforma en  defensa del
Antiguo Mercado Central de Frutas y Verduras (FyV)
pertenece a Madrid, Ciudadanía y Patrimonio.

%d bloggers like this: