Fuente: Fundación Arquitectura COAM

Descripción formal
Entre 1927 y 1935, Luis Bellido, jefe de los Servicios Municipales de Arquitectura, programa un plan para nuevos mercados centrales y de distrito que desarrolla con un equipo formado con Javier Ferrero, Leopoldo Ulled y Adolfo Blanco, equipo en el que Ferrero, con el desaparecido Mercado de Olavide (1931-34) y los Centrales de Pescados (1931) y Frutas y Verduras, realiza una autentica revolución en esta tipología de edificaciones, tanto en el aspecto funcional como en el arquitectónico. El propio Ferrero comenta: “La sencillez ha presidido la ordenación y construcción de los nuevos mercados, hasta el punto que ha roto con todos los viejos moldes, dando lugar a una orientación fuertemente original… Aun los más modernos y más perfectos mercados del extranjero no han podido desprenderse de la magnificencia… Los madrileños se han edificado no para el asombro del público, sino para su servicio”. Su rigor le lleva a considerar todos los aspectos: luz, ventilación y limpieza, que parecen ser la génesis de la idea que llega a extremos consecuentes en el empleo y adecuación de los materiales. El edificio se genera mediante un módulo cuya sección, un pórtico de seis crujías en planta baja y cuatro en primera, se condiciona por la circulación interior de vehículos y se desarrolla por adiciones en un crecimiento virtualmente indefinido, cerrando una manzana triangular únicamente abierta por el vértice de la plaza y comunicando los extremos de la abertura por un escueto paso elevado. En planta alta, un lucernario corrido en cubierta marca el eje de una composición que huye de la simetría. La imagen estructural se plasma al exterior como un esqueleto de hormigón a dos alturas y un neutro y funcional cerramiento de ladrillo visto, perforado únicamente por un hueco rectangular en cada módulo el piso superior y las franjas corridas abiertas bajo cada dintel formando una línea de sombra. Finalmente, el vuelo de las cornisas entre plantas y los aleros del piso superior sirven para completar la disposición de las masas en una sutil composición que explota los límites estructurales y las posibilidades formales y plásticas del hormigón armado.

Posición en mapa
UTM: 440.951, 4.471.393

Ubicación
Barrio de LEGAZPI
Distrito de ARGANZUELA
Vías
Pza Legazpi
C Maestro Arbós
Av Manzanares
C Vado de Santa Catalina

Otras denominaciones
Almacenes Municipales y sede del SAMUR

TipologíaArquitectura
comercial/hostelera

Fecha1926

Resumen histórico arquitectónico:
Francisco Javier Ferrero Llusiá, Luis Bellido González , José A. Peña Boeuf (ingeniero) : 1926 (P) 1927-1935 (O) (s.i.).ProtecciónNoDocumentaciónAVM: 0,89-43-2.

Bibliografía

CORTÉS VÁZQUEZ DE PARGA, Juan Antonio: El racionalismo madrileño. . Madrid, 1992
FERRERO LLUSIÁ, Francisco Javier: “Nuevos mercados madrileños. “, Arquitectura. Madrid, . nº 4, jun. 1935, pp. 115-124
GARCÍA PÉREZ, María Cristina: “El Mercado Central de Frutas y Verduras. Javier Ferrero, Luis Bellido y A. Peña Boeuf. 1926-1935. “, Temas de Patrimonio. (Díptico), . jul. 2000. Madrid: Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, 2000
MERCADO: “de Legazpi. Arquitectura en peligro. “, Construcción, . Arquitectura y Urbanismo, nº 33, sep.-oct. 1975, p. 108
MERCADOS: “Nuevos … centrales en Madrid. “, La Construcción Moderna, . nº 1, 15-V-1935, pp. 73-74
PEÑA BOEUF, A: “El mercado de frutas y verduras de Madrid. “, Revista de Obras Públicas, . nº 1, 1-I-1935, pp. 12-15
Autores
Bellido González, Luis
Ferrero Llusiá, Francisco Javier
Peña Boeuf, José A.

Ver ficha en Fundación Arquitectura COAM

%d bloggers like this: