Fuente: Fundación Docomomo Ibérico

Ficha en la base de datos de la Fundación Docomomo Ibérico sobre el Antiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi.

DOCOMOMO es la sigla de Documentation and Conservation of buildings, sites and neighbourhoods of the Modern Movement y se corresponde con una organización internacional creada en 1990 con objetivo de inventariar, divulgar y proteger el patrimonio arquitectónico del Movimiento Moderno. La Fundación DOCOMOMO Ibérico, con sede en Barcelona, coordina la consecución de esos objetivos en España y Portugal. Desde el inicio de sus actividades, en 1993, DOCOMOMO Ibérico ha llevado a cabo numerosas iniciativas de documentación y estudio del patrimonio moderno en los territorios ibéricos que se han concretado en bases de datos online, publicaciones, exposiciones, congresos, rutas de arquitectura y campañas de protección de edificios, entre otros.
ANTIGUO MERCADO CENTRAL DE FRUTAS Y VERDURAS
denominación actual: Almacenes Municipales y sede del SAMUR (no actualizado)
autor: Francisco Javier Ferrero Llusiá y Luis Bellido González, José A. Peña Boeuf (ingeniero)
año inicio: 1926
año finalización: 1935
registro: Los equipamientos modernos
dirección: Plaza Legazpi
municipio: Madrid
localización: Madrid
país España

MEMORIA

El edificio se desarrolla a partir de un riguroso pórtico de seis crujías en planta baja y cuatro en primera definido por la necesaria circulación interior de vehículos y por aspectos de funcionales e higienistas de iluminación, ventilación y limpieza. Esta sección-módulo permite su crecimiento indefinido cerrando perimetralmente una parcela irregular de planta triangular creando una manzana semi-cerrada, abierta únicamente en su vértice de la plaza pero conectada por un ligero paso elevado.

En la génesis aspectos funcionales e higienistas de iluminación, ventilación y limpieza determinan el empleo de un lucernario corrido en cubierta marcando el eje de una composición asimétrica, un empleo adecuado de materiales y una imagen estructural visible, un esqueleto.

La imagen estructural se plasma al exterior como un esqueleto de hormigón a dos alturas y un neutro y funcional cerramiento de ladrillo visto, perforado únicamente por un hueco rectangular en cada módulo el piso superior y las franjas corridas abiertas bajo cada dintel formando una línea de sombra. El vuelo de cornisas entre plantas y aleros del piso superior completan las masas en sutil composición que explota los límites estructurales y las posibilidades formales y plásticas del hormigón armado. Mónica Fernández Ferreras. Servicio Histórico, Fundación Arquitectura COAM.

Ver ficha

%d bloggers like this: